El verso se distingue de la prosa en que tiene métrica, ritmo y rima (y pausa).

Entendemos por métrica  en los versos, la medida, es decir, él numero de sílabas de acuerdo con los siguientes puntos:

  1. Se divide el verso en sílabas gramaticales.

  1. Hay que fijarse si una palabra el verso termina en vocal y la siguiente empieza en vocal, se unen las dos sílabas en la pronunciación y así obtenemos una sílaba menos métricamente, a eso le llamamos sinalefa.

  1. Debemos fijarnos en la palabra final del verso pues si esta es aguda se cuenta con una sílaba más; y si es grave no se aumenta ni se disminuye y si esta es esdrújula se quita una sílaba.

  1. Si en el verso encontramos una palabra con diéresis pero que gramaticalmente no debe llevarlas es con el objeto de separar el diptongo y obtener así un a sílaba mas, por ejemplo, la palabra: süave = su-a-ve        sua-ve.

 

Rima:

Existen dos clases de rima en la versificación, rima consonante y rima asonante.

La rima consonante es aquella  en la que las palabras finales del verso tienen iguales todas las letras a partir de la vocal tónica.

Ejemplo: Tesoro
  Lloro

Llamamos rima asonante cuando en las palabras finales del verso solamente tienen iguales las vocales a partir de la vocal tónica, por ejemplo: Calma

                                                                             Santa

Según sea la colocación de los versos la rima puede ser pareada cuando rima el primer verso con el segundo, el tercero y  con el cuarto verso, o bien, la rima puede ser alterna cuando el primer verso rima con el tercero y el segundo con el cuarto.

Ritmo:

Es la musicalidad que resulta en los versos debido a la distribución de los acentos y las pausas en cada verso.