1) En 1984 a la fecha 1987 ha sido objeto de atención en los medios masivos de comunicación y comercialmente, “el tepezcohuite”, que tiene uso medicinal, y ha habido gran difusión sobre los milagros de este vegetal. La historia de la aparición de este mito comenzó en la explosión de gas de San Juanico, hubo necesidad de aplicar la corteza pulverizada de este árbol en las quemaduras graves y así ha sido utilizada en  Chiapas, en hombres y animales y la ventaja del tepezcohuite es que no necesita vendajes o emplastos. A finales de 1986, investigadores de la Unidad de Investigación en Medicina Tradicional y Desarrollo de Medicamentos del IMSS. Los investigadores colocaron corteza de tepezcohuite en cultivos de 12 especies de microorganismos y obtuvieron que hubo una inhibición del desarrollo de estos microbios. No esta del todo descartado que esta corteza si tenga propiedades antimicrobianas. Pero todavía queda mucho por saber.

2) Es una planta herbaria de origen indígena que cura quemaduras de la piel. Es un producto de dudosa calidad. Su mito da lugar a los sucesos desastrosos en el Edo. De México, para atender a pacientes quemados tuvieron que ayudarse de la corteza de esta planta. Tuvo una difusión desmedida sin tomar en cuenta la opinión médica y científica. La aplicación fue en dosis y tratamientos adecuados que eviten esos probables efectos.

3) El primer párrafo ya que indica fechas y da varios puntos importantes acerca de la información general del Tepezcohite.

4) Problema: conocer las funciones medicinales de la corteza del Tepezcohuite.

    Hipótesis: se coloca corteza pulverizada en heridas de quemaduras y se nota cierta mejoría.

5) Experimentación: al colocar la corteza en las heridas, y se forma rápidamente una costra con la humedad del exudado de la piel.. Los médicos pudieron corroborar de esta forma, que muchos de los pacientes con quemaduras principalmente de primero y segundo grado, se recuperaban satisfactoriamente al ser tratados con este polvo de corteza.

6) Era necesario diseñar experimentos en los que se pudiera poner en contacto la corteza pulverizada de este árbol con cultivos de microorganismos patógenos en pacientes quemados. Si es verdadera ya que lo que querían probar es que no dañara al paciente.

7) La dosis y tratamiento adecuado que eviten probables efectos dañinos.

    Investigación científica para aplicarse con bases objetivas.