El tamaño de la población su composición las tendencias de su desarrollo y el nivel de vida tiene una gran importancia en la existencia y características de los fenómenos sociales en sus distintos aspectos.

El enorme crecimiento de la población en los últimos siglos y sus características han sido el motivo principal de los movimientos sociales y políticos de la época moderna.

Este aumento resulta de la diferencia entre la natalidad y la mortalidad a favor de la primera.

En otros tiempos el crecimiento de la población mundial se debía fundamentalmente a un elevado porcentaje de la natalidad que compensaba a la altísima mortalidad y a la breve duración media de la vida.

Del siglo XIX a la fecha los índices de natalidad han experimentado una considerable reducción pero en medida mayor y más rápidamente han ido bajando los índices de mortalidad por lo cual los supervivientes por generaciones han resultado ser más y el promedio de vida se ha hecho más amplio con el consiguiente aumento de población.

AREA III

Antes del siglo XIX la proporción de muertes en la población era extraordinariamente elevada por ejemplo en Francia durante la época de la revolución el promedio de vida era de alrededor de 30 años y la mortalidad de niños menores de 10 años era aproximadamente del 50% seguramente estas cifras fueron mayores en las edades antiguas y media. De esta manera tenemos que la disminución del índice de mortalidad es el factor principal del aumento de población mundial en los tiempos modernos dicha disminución tiene como causas generales las siguientes:

La Mejora y Perfeccionamiento del Transporte Marítimo

Que sobre todo en los inicios de la edad moderna permitió la expansión del comercio a nivel mundial por lo que aumento la disponibilidad de los bienes necesarios para la satisfacción de los requerimientos básicos de subsistencia.

A partir de dicha mejora del transporte marítimo la productividad del suelo de una región determinada, dejo de marcar el límite del número de sus pobladores ya que ahora podía aumentarse gracias a los recursos que el comercio proveía de otros lugares.

Las Técnicas de Cultivo

Que fueron mejorando gracias a la aplicación de la ciencia a la agricultura obteniéndose a sí mejores y mayores cosechas y frutos con lo que el rendimiento de la tierra aumento su capacidad de sustentación para un número mayor de habitantes. Sin embargo, los 2 factores antes mencionados no solo propinaron el aumento de la población por la mayor disponibilidad de bienes sino que también propino una alimentación mejor que fortaleció salud y con ello la resistencia a las enfermedades.

La Revolución Industrial

Que con el empleo de la energía mecánica en gran escala ha aumentado los potenciales para facilitar la vida y el bienestar material y ha hecho el trabajo menos pesado para el obrero.

El Avance de la Medicina la Sanidad y la Higiene

Que han hecho desaparecer prácticamente las más graves epidemias y que salvo en contadas ocasiones han jugado o por lo menos atenuando la mayor parte de las enfermedades que padecía la humanidad y que acortaban la vida de sus integrantes en este aspecto el factor que más propino el aumento de la población es la enorme reducción de la mortalidad infantil.

Efectos del Aumento de la Población

Los fenómenos sociológicos que han provocado el enorme crecimiento demográfico del mundo son múltiples y de consecuencias trascendentales por las siguientes razones:

  1. El gran aumento del número de habitantes causo que las relaciones sociales en general y las políticas y económicas en particular se hayan vuelto mucho más complejas y de difícil manejo.
  2. El acelerado crecimiento de la población no ha tenido lugar de la misma forma en todos los países ni tampoco en las distintas clases sociales de un mismo país. En términos generales puede afirmarse que ese crecimiento de la población ha tenido lugar en mayor medida en los pueblos menos desarrollados y entre las clases sociales más desprotegidas. Entonces el efecto del rápido aumento de la población mundial no proviene solamente de su impacto masivo aunque económicamente tiene fundamental importancia por esto sino de su desigual distribución por capas sociales ordenadas sobre la base del grado de civilización que han logrado.

Problemas de la Sobrepoblación

Los problemas que causa el crecimiento demográfico ha sido objeto de muchas discusiones desde que Roberto Mathus promulgo su teoría que en síntesis dice que la población crece más rápido que la producción de alimentos y que en un futuro próximo estos se agoten.

 

Posibilidad de Sustentación

Se ha podido ver que Malthus se equivoco en cuanto que las posibilidades de sustentación que la tierra puede ofrecer para un número determinado de habitantes.

Las nuevas técnicas agrícolas: los avanzados procedimientos industriales y los progresos de la química entre otros factores han multiplicado muchas veces hasta un punto que Malthus no hubiera imaginado la capacidad de producir alimentos para una población mucho mayor.

Pero si bien actualmente existen posibilidades de sustentación para un mayor número de personas debe hacerse notar que estas tienen un límite, ya que la técnica humana no era sino solamente dar forma a elementos naturales y cantidad de estos es limitada aunque en algunos casos dicho límite sea bastante amplio.

Para satisfacer los requerimientos de la civilización humana, el hombre a tenido la necesidad de convertirse en destructor de la riqueza natural del suelo. Además el problema principal que plantea la densidad demográfica mundial de la época moderna no es simplemente la subsistencia física de la población sino el poner al alcance de todos los beneficios de la civilización y la cultura.

La sobrepoblación por si sola no es un factor de alteración social ya que por ejemplo China y la India han estado sobre-poblados durante siglos sin que este hecho diera lugar a procesos activos de cambios sociales, la única variación ocurrida en dichas regiones por el crecimiento de la población es una mayor miseria aceptada con resignación.

En cambio en Europa y en América latina el aumento demográfico es un factor muy importante de alteración social y de hechos históricos. La razón de que un mismo fenómeno tenga tan distintas consecuencias es que en un caso actúa como un simple hecho biológico de multiplicación de la especie y en el otro actúan factores culturales que convierte el hecho numérico de la población en un proceso de presión demográfica.

La presión demográfica es un fenómeno cultural porque su energía dinámica no esta determinada por las necesidades inmediatas de la población sino por el desarrollo de la opinión sobre lo que constituye un nivel de vida aceptable por eso en la misma medida en que los países sobre-poblados han ido adoptando el concepto de vida propio de la cultura occidental contemporánea que postula el derecho universal al pleno disfrute de los bienes de la civilización ha ido ejerciendo presión sobre las instituciones establecidas, el aumento de población hasta provocar movimientos sociales y políticos de gran importancia.

Debido a esto tenemos que el tamaño de población ideal para cada país y en general para el mundo ya no lo determina la capacidad de subsistencia sino la posibilidad de mantener un nivel de vida que vaya de acuerdo con el bienestar que permite disfrutar el desarrollo de la civilización.

Si el potencial productivo de la técnica moderna se desviara de la fabricación de los llamados bienes marginales que un alto nivel de civilización demanda y se aplicara exclusivamente a la producción alimenticia, la población aumentaría pero esto no lo permitirá la humanidad, ya que tendría que abandonar el disfrute de una vida cómoda con lo dicho anteriormente vemos que solo hay 2 maneras de resolver los problemas sociales que la presión demográfica en aumento va creando en todas partes.

Incremento Indefinido:

De la producción de bienes y servicios marginales.

Reducir la cantidad global de las demandas:

De esos bienes ya sea disminuyendo el crecimiento de la población o rebajando de manera general el nivel de vida.

El incremento indefinido de la producción de bienes que requiere una civilización en progreso para una población en rápido aumento como la del mundo moderno es económicamente imposible, por la limitación de los recursos naturales cada vez más afectados por los requerimientos destructivos de la civilización, es decir, la cantidad de tierra productiva no es susceptible de aumento aunque si de disminución mientras que la población crece a un ritmo acelerado.

Esto llevaría a suponer que en un plazo aproximando de 200 años la humanidad se encontraría en una situación de hambre de miseria. Esta situación es potencialmente posible si los factores naturales del incremento de población (es decir la natalidad y la mortalidad) si estos factores continuaran en la misma situación el presente.

Pero esto es muy poco probable ya que los índices de natalidad van disminuyendo en relación con el desarrollo de la civilización y la extensión de esta a los países más atrasados tendrá que disminuir la alta proporción de nacimientos que todavía mantiene. El mismo fenómeno se espera que tendrá lugar en las clases sociales de inferior situación actualmente a medida que vayan elevando su nivel de vida.

De esta manera observamos que la presión demográfica no tiene otra solución que la adaptación del número de nacimientos a la cantidad de población compatible con el mantenimiento de un alto grado de bienestar para todos.

El progreso continuado de la civilización ha vuelto la vida más cómoda y variada pero también más cara.

De aquí que la descendencia familiar haya ido disminuyendo en un número proporcional con el grado de civilización y bienestar así a más alto nivel de vida y civilización menor número de hijos por familia.

Por vía de la disminución del índice de nacimientos tendrá lugar el equilibrio demográfico futuro a diferencia de otras épocas en que era impuesto por el exceso de defunciones.