El SNC está compuesto por cerebro y médula espinal.

El cerebro se divide en 3 bloques:

  1. Romboencéfalo

cerebro

puente

médula oblongada (bulbo raquídeo) BR

  1. Mesencéfalo parte del tallo cerebral
  2. Prosencéfalo: sistema límbico, hipotálamo, tálamo

Romboencéfalo: área del cerebro que contiene la médula oblongada, el puente y el cerebro. El BR: de aproximadamente 4 cm. de largo controla los procesos de respiración, ritmo cardíaco y presión sanguínea. El puente conecta la corteza superior del cerebro con el cerebelo; produce sustancias químicas que ayudan a mantener nuestro ciclo de sueño y vigila. El cerebro se compone de 2 hemisferios, gobierna ciertos reflejos, en particular los del equilibrio y coordina las acciones corporales para asegurar que los movimientos se combinen en secuencias apropiadas.

El Tallo Cerebral: se amplia para formar el mesencéfalo, el cual es importante para la audición y la visión, y es uno de los lugares que registra el dolor.

Apoyado en el tallo cerebral está el Prosencéfalo. El tálamo transmite y traduce mensajes de entrada de los receptores sensoriales excepto los del olfato. El hipotálamo está relacionado con la motivación, controla la alimentación, la ingestión de agua, la conducta sexual y el control de temperatura; además de conductas emocionales como la ira el terror, el placer y es muy importante en el estrés.

El sistema límbico es un anillo de estructuras que rodea el tallo cerebral y que contribuye al aprendizaje, lo mismo que a la conducta emocional. Dos de las estructura: amígdala e hipocampo son esenciales en la formación de nuevos recuerdos. El giro singulado y el septum son importantes en la experimentación del placer y la inhibición del dolor.

Médula Espinal: complejo cordón de membranas que descienden por la espina y conecta el cerebro con el resto del cuerpo.

Lóbulos: el cerebro se divide en 4 lóbulos (para su estudio) occipital, temporal, parietal y frontal.

Occipital: está ubicado en la parte posterior, recibe y procesa información visual (formas, color y movimiento.

Temporal: localizado frente al occipital detrás de cada sien, desempeña un papel importante en tareas visuales complejas como reconocimiento de rostros. Es el centro primario del olfato, recibe y procesa información de oídos, contribuye al balance y al equilibrio y regula emociones como ansiedad, placer e ira.

Parietal: ubicado en la parte superior del lóbulo temporal y occipital, recibe información sensorial de todas las partes del cuerpo. De las receptoras sensoriales de la piel, los músculos y las articulaciones; contribuye a habilidades especiales como la habilidad para leer un mapa.

Frontal: ubicado justo atrás de la frente se relaciona con los procesos de pensamiento, abstracción, se relaciona con los procesos de aprendizaje.

ESPECIALIZACIÓN HEMISFÉRICA

El cerebro está dividido en 2 hemisferios derecho e izquierdo. Se comunican gracias al cuerpo calloso que son bandas de fibras nerviosas que conectan los 2 hemisferios y coordina las actividades.

El hemisferio izquierdo implica el habla el lenguaje y la escritura y el contacto y movimiento de la mano derecha.

El hemisferio derecho se encarga de construcción especial.

AREA DE BROCA

Relacionado con el habla (entre frontal y parietal)

AREA DE WERMICKE

Relacionada con la comprensión del lenguaje (entre parietal y temporal)