Aunque la definición de clase es como un grupo que posee la misma posición económica en la sociedad se identifica con la teoría marxista tiene en realidad una larga historia que comienza mucho antes de que Marx escribiera el Manifiesto Comunista.

Aristóteles por ejemplo afirmo que en todos los estados hay 3 elementos una clase muy rica otra muy pobre y una tercera que se encuentra entre las 2. En las primeras décadas del siglo XX los investigadores norteamericanos con pocas excepciones habían ignorado esta idea y el criterio prevaleciente establecía que la sociedad norteamericana era una sociedad sin clases o de clase media.

La sola mención de las clases debido en parte a su vinculación con la teoría marxista era identificar con lo que algunas personas llaman subversivo o antiamericano aunque los problemas de la estratificación no eran totalmente ignoradas.

Solo hasta los últimos años ha vuelto hacer digno entre los científicos sociales norteamericanos el reconocer abiertamente la existencia de distintas clases en E.U.A. y llevar a cabo una investigación sistemática en este campo. La historia del concepto de clase es pues en sí misma un problema dentro de la sociología.

Carlos Marx, al que a veces se le considera erróneamente como el único o el defensor de la definición económica de la clase reconocía abiertamente que no le cabía el mérito de haber descubierto la existencia de las clases en la sociedad moderna ni la lucha entre ellas.

La contribución sociológica de Marx no reside en su concepto de clase ni en su teoría que afirmaba que la historia de todas las sociedades que han existido hasta nuestros días es la historia de la lucha de clases la cual asignaba a las diferencias de clase y a las diferencias surgidas entre ellas un papel central en el proceso social sino en las cuestiones que formulo y en las hipótesis que ofreció. Esta afirmación ha sido mal interpretada con frecuencia como un simple término económico que reduce todos los factores a los intereses económicos dejando poco espacio para otras alternativas y elecciones humanas.

El propio Marx reconoció que la conciencia de clase no surge automáticamente, la tarea de estimular los requisitos para que surja la conciencia de clase y se de la organización política necesaria para efectuar la revolución en la cual creía y por la cual trabaja. La historia moderna ha demostrado en la teoría de Marx muchas de sus predicciones especificas no se han realizado la clase media no ha desaparecido, la clase trabajadora no ha llegado a una pobreza progresiva la propiedad no se ha concentrado en un número cada vez más reducido de personas las revoluciones conducidas por comunistas no han ocurrido en las naciones industriales más avanzadas.

Al concentrarse exclusivamente en las clases basadas económicamente la teoría marxista paso por alto otras formas de estratificación subestima las consecuencias de otras divisiones dentro de la sociedad y descuido gravemente los amplios problemas del poder político.

El ser miembro de una clase es solo uno de los atributos de la persona ya que hay otras características sociales que intervienen inevitablemente en la conducta, la posición de clase, puede a veces ejercer una influencia predominante en los actos de los hombres pero sus afectos pueden verse disminuidos o cambiar por otras características que poseen los hombres como serían la religión, la raza y la nacionalidad. A pesar de estas fallas algunos de los principios sociológicos de Marx son todavía validos.

 En la mayoría de las sociedades existen divisiones o clases con una base económica que son elementos importantes de la estructura social. Los hombres que ocupan lugares similares dentro del orden económico se enfrentan a los mismos problemas pasan experiencias similares tienen actitudes y valores comunes y por ello actúan en gran medida del mismo modo.

Sus relaciones con miembros de otras clases siguen por lo general la misma norma bajo condiciones adecuadas una clase puede formar un grupo que juega un papel importante en la vida organizada de la sociedad incluso si una clase es solo una categoría social sin conciencia de grupo el hecho de que sus miembros puedan actuar de la misma manera tiene consecuencias importantes para la sociedad global.

“Así pues clase es el número de personas que comparten una misma posición dentro del orden económico”. Para Marx dicha posición se basaba en las relaciones del hombre con los medios de producción es decir la posesión o no posesión de la propiedad y entre los propietarios en el tipo de propiedad.

No solo es la posesión de la propiedad una fuente de ingresos y por lo tanto de todas las cosas que pueden obtenerse con el dinero sino también supone el poder o el control sobre los recursos económicos y en medidas considerables sobre otras personas. Sin embargo la separación tajante entre propietarios y no propietarios simplifica demasiado las complejas divisiones económicas que se encuentran en la moderna sociedad industrial.

Las distribuciones ocupacionales entre empleados vendedores, empresarios gerentes, profesionales etc. Parecen ser actualmente criterios más significativos sobre las clases que la simple propiedad o no propiedad.

Las oportunidades para asegurar las cosas que según la sociedad valen la pena es decir de ingreso, los bienes el poder y el prestigio son claramente afectadas por las formas de acuerdo con las cuales ganan su vida los hombres.