La Osteología, es la rama de la anatomía que estudia los huesos y su composición, ahora daremos una pequeña descripción detallada de los mismos.

huesos humanos

Debemos comprender que, si deseamos estudiar anatomía, nos encontraremos con diferentes tejidos, los más importantes que serán descriptos son: Tejido óseo y tejido muscular, existen otros como el tejido adiposo o conjuntivos…

  • Generalidades sobre el esqueleto…

El esqueleto sirve de sostén a los músculos que lo rodean, en la vida fetal el esqueleto osteocartilaginoso es remplazado por huesos de sustitución, por lo que en un adulto estos se ven limitados a ciertas áreas como cartílagos costales, articulares, septo nasal entre otros…

Existen elementos protectores, son aquellos que junto con otros forman cavidades las cuales van a permitir alojar en ellas sistemas y/o sentidos, ejemplo: cráneo, órbitas…

También existen elementos articulares, permiten realizar movimientos o desplazamiento de los diferentes huesos móviles, están unidos entre sí por cápsulas, ligamentos y músculos. A su vez estos elementos pueden ser clasificados en:

  • Pasivos: aquellos elementos articulares que no realizan el movimiento, sin embargo, están comprometidos en él.
  • Activos: elementos que generan el movimiento y a su vez son partícipes.

 

huesos humanos 00

El esqueleto está a su vez dividido en:

  • Esqueleto axial o cráneo vertebral: es aquel que comprende la parte central del cuerpo y está conformado por; esqueleto de la cabeza, esqueleto del tronco, hueso hioides, huesecillos del oído medio.
  • Esqueleto apendicular: Son las extremidades y están comprendido; esqueleto del miembro superior y el esqueleto del miembro inferior.

Como dato interesante debemos destacar que el hueso hioides se encuentra aislado en su propia clasificación puesto que no tiene conexiones directas con el esqueleto.

Cada uno de estos a su vez contienen gran número de huesos en los que se profundizará…

La cantidad de huesos que lo compone… En este caso dependerá del autor, puesto que toman una variante entre 206, 207 y 208 huesos… Puesto que consideran a las vértebras sacras y coccígeas por separado. Sin embargo, se utilizará el estimado de 206 huesos sin contar huesos wormianos ni los sesamoideos.

  • Estructura y configuración de los huesos…

Los huesos están revestidos por una membrana conjuntiva llamada periostio, la misma está ricamente vascularizada e inervada. Además, podemos clasificar al tejido óseo en dos tipos:

  • Tejido óseo compacto: es un tejido compuesto por la superposición de laminillas óseas íntimamente sin dejar cavidades intermedias. Se encuentra en la diáfisis de los huesos largos y la epífisis. También reviste huesos cortos y anchos. Este tejido forma el “estuche” de los huesos.
  • Tejido óseo esponjoso: está formado por laminillas o trabéculas óseas que dejan una cavidad o aréola donde se aloja la médula ósea.

La médula ósea es un tejido en el que se encuentran los eritrocitos o glóbulos rojos de la sangre puesto que en ella son producidos.

Los huesos se presentan en tres formas que pueden ser:

  • Huesos Largos: En ellos su longitud es quien predomina, podemos a su vez definir que tiene dos epífisis o extremidades que sería la porción de sus extremos y la diáfisis o cuerpo que comprende la parte media del hueso. La unión de la epífisis y la diáfisis se denomina metáfisis. En el hueso joven podemos encontrar el cartílago epifisiario que permite el crecimiento del hueso, debemos recordar que en una placa radiográfica o radiografía el cartílago epifisiario puede ser confundido con una fractura, por lo tanto, en caso de ser un joven o niño, deberá verificar realizando una placa radiográfica del lado contrario, para determinar que si es una fractura o un cartílago epifisiario. Ejemplos de huesos largos son; Fémur, Húmero, Radio, Cúbito…
  • Huesos cortos: Son de volumen restringido y sus ejes son semejantes, tienen forma variable algunos de ellos son; carpo, el tarso…
  • Hueso anchos o planos: Predomina el largo y ancho sobre el espesor, suelen constituir las paredes de las cavidades además de formar grandes superficies de inserción muscular. A su vez podemos clasificar en;
    • Huesos alargados: se diferencia por su menor longitud que los huesos largos, ejemplos: clavícula, metacarpianos, metatarsianos y falanges.
    • Huesos arqueados: presentan una curvatura en forma de arco o círculo. Ejemplo: hueso hioides, mandíbula.
    • Huesos radiados: tienen procesos, apófisis o alas, es decir prolongaciones en direcciones opuestas. Ejemplo: esfenoides, vértebras.
    • Huesos papiráceos: formado por laminillas óseas de tejido compacto. Ejemplo: Unguis, lámina papirácea del etmoides.
    • Hueso con cavidades neumáticas: Algunos huesos presentan cavidades de gran tamaño y designan celdas o células. Ejemplo: Celdas etmoidales, mastoideas.
    • Huesos sesamoideos: son inconstantes, son de reducido tamaño y se suelen encontrar en las articulaciones del pie y en las rodillas. También se suele encontrar en el anexo de las articulaciones.

Además, los huesos pueden ser clasificados por otras características por superficie:

  • Articulares: Aquellas que tienen una extensión que puede ser una saliente como la cabeza del fémur.
  • Extra articulares: Son variables, rugosas y generalmente se destinan a inserciones de ligamentos o tendones musculares. (Los músculos rara vez se insertan directamente, sino que lo hacen a través de tendones).

O por las cavidades que presentan:

  • Cavidades Articulares: son depresiones o cavidades en las que se encaja para realizar una articulación.
  • Cavidades No articulares: que a su vez se dividen en:
    • Cavidades de inserción: se fijan los tendones de los músculos. Ejemplo: fosa digital de la cabeza del fémur.
    • Cavidades de recepción: por ellas atraviesan venas, arterias y/o nervios. Ejemplo: fosa frontal, fosa occipital.
    • Cavidades de ampliación: suelen ser orificios que están perforados por los vasos encargados de la nutrición. Ejemplo: seno frontal, seno maxilar, senos esfenoidales.

Las cavidades neumáticas (presentan orificios que comunican con las fosas. Pueden ser pequeñas llamadas celdillas o en caso de ser más voluminosas ser llamadas senos.

Otro dato importante que se debe destacar es la vascularización de los huesos, el estudio de la misma está vinculado con las fracturas y sus defectos.

La nutrición está dada por agujeros o conductos nutricios, a su vez se pueden clasificar a los mismos por su orden:

  • 1era orden: se localizan en la diáfisis de los huesos largos y en las caras de los huesos planos.
  • 2da orden: se localizan en las epífisis de los huesos largos y en las superficies no articulares de los huesos cortos.
  • 3ra orden: En las superficies no articulares de todos los huesos.

Los forámenes son atravesados por arterias y éstas pueden ser clasificadas según el tipo de hueso:

  • Huesos largos:
    • Diafisario: arteria principal del hueso, el canal suele “huir” de la extremidad fértil.
    • Peróstico: recubre la diáfisis, da abundante red vascular arterial.
    • Epifisometafisiario: se originan en las arterias articulares, musculo tendinosas vecinas y algunas propias de la epífisis y metáfisis.
    • Arterias de la médula ósea: Proceden de la arteria nutricia diafisaria, encargada de irrigar la médula ósea.
  • Huesos planos:
    • Arterias periósticas: atraviesan los agujeros de 2do y 3er orden e irrigan la cortical ósea y parte de la esponjosa.
    • Arterias orificiales: Atraviesan los agujeros de mayor calibre, se anastomosan con las periósticas y terminan en la lámina esponjosa central.
  • Huesos cortos: dos tipos, al igual que los huesos planos; Arterias periósticas y orificiales.

Para finalizar, la inervación de los huesos está dada por fibras nerviosas del hueso y del periostio que proceden de los nervios musculares dando sensibilidad al dolor.

femur

  • Clínica Universidad de Navarra, 2017, [Enlace] http://cun.es
  • Real Academia Española, 2017, [Enlace] http://rae.es
  • Anatomía Humana, M. Latarjet y A. Ruiz Lizard, 3ra edición.
  • Anatomía, Cajal Tradicional, 2016.