Quintana Roo fue creado como territorio federal el 24 de noviembre de 1902, debido a un decreto emitido por Porfirio Díaz. Sin embargo, las raíces históricas inmediatas de su emergencia se localizan en la llamada Guerra de Castas, en la que los mayas intentaron sacudirse el jugo de “los blancos”. Este movimiento armado, una lucha campesina verdaderamente existosa, inició en 1847 y se prolongó casi sesenta años. La clave de su triunfo radicó, principalmente, en la relación establecida con ciertos comerciantes de Honduras Británica (hoy Belice), quienes los dotaban de armamento y pertrechos de guerra. La Guerra de Castas fue el contexto para el surgimiento de una organización social totalmente nueva entre los mayas cruzoob, así llamados por crear, y mantener hasta nuestros días, el culto a la Cruz Parlante. Este símbolo divino hablaba y enviaba mensajes escritos a los indígenas en guerra y fue el centro de una organización teocrítico-militar.Por extenderse a lo largo de la segunda mitad del siglo XIX y durante los primeros años del XX, la Guerra de Castas fue escenario de hechos históricos de relevancia nacional y regional: inició casi paralelamente a la guerra con Estados Unidos, sobrevivió al Segundo Imperio y continuó durante casi todo el porfiriato. Fue el elemento principal de las negociaciones sostenidas entre México y la Gran Bretaña alrededor de la soberanía de Belice (1872-1893), durante su desarrollo se acordaron y se establecieron legalmente los límites internacionales México-Belice (1893) y se creó una entidad federativa nueva, el territorio federal de Quintana Roo (1902). La conclusión de esta guerra en los primeros años del siglo XX permitió al gobierno mexicano explotar una amplia zona de gran riqueza natural. La extracción de chicle y la explotación de cedro y caoba constituyeron el pivote que permitió el primer desarrollo económico y social de Quintana Roo. La importación de productos básicos a través de Belice marcaría uno de los rasgos distintivos del devenir local, mientras que las olas migratorias fueron incrementando la población del territorio federal. Las primeras décadas de este siglo fueron una serie de ensayos que buscaban la integración de grupos sociales con bagajes culturales muy distintos. No sólo se trató de establecer relaciones permanentes con los mayas, sino que los inmigrantes llegados desde diferentes regiones del país desplegaron esfuerzos considerables para lograr una convivencia armoniosa. En 1913 se decretó la desaparición jurídica de Quintana Roo. Dada la convulsión política y el estado de guerra imperante en México, Venustiano Carranza anexó el territorio federal al estado de Yucatán; aunque tal fusión no se llevó a cabo de manera efectiva, el desarrollo de los acontecimiento nacionales permitió una reintegración de Quintana Roo en 1915. La tarea desarrollada en los años siguientes apuntaron hacia el progreso económico y social de Quintana Roo. Sin embargo, en 1931 un decreto estableció nuevamente la extinción jurídica del territorio federal; en esa ocasión el sur quintanarroense fue adjudicado al estado de Campeche, mientras que el norte se integró al de Yucatán. Durante varios años la comunidad quintanarroense propuso al gobierno central, por todos los medios posibles, la reincorporación del territorio federal. En 1935 Lázaro Cárdenas del Río, a unos cuantos meses de haber tomado posesión del ejecutivo federal, devolvió a Quintana Roo su carácter de entidad federativa autónoma. En 1955 el ciclón Janet entró a la bahía de Chetumal, tocando tierra la noche del 27 de septiembre en la ciudad del mismo nombre, siguiendo su curso con dirección sur-suroeste. Algunas poblaciones del norte de Belice -Sarteneja, Consejo y Corozal, entre otras- así como algunas de la ribera del río Hondo, sufrieron los estragos de su fuerza. Chetumal quedó prácticamente destruida y muchos de sus habitantes decidieron emigrar hacia otros puntos de la geografía nacional. Las casas típicas de la ciudad, construidas en madera con techos de lámina de zinc, fue un elemento decisivo para el impacto producido por ese meteoro. Adicionalmente, durante ese fenómeno, el mar de la bahía se replegó aproximadamente un kilómetro, regresando con una fuerza incalculable. Esto significó que las calles de Chetumal se vieran inundadas, las aguas arrasaron con lo que encontraban a su paso, aumentando con ello la destrucción del ciclón. La reconstrucción de la ciudad fue un proceso lento y a un año de haber sufrido el embate del ciclón, la estela de destrucción aún era notable. En consecuencia, las casas que se levantaron a partir de esa fecha cambiaron sus materiales de construcción, dando así una nueva fisonomía a Chetumal que en la actualidad combina edificaciones de mampostería con casas de madera. Cuatro décadas después, el 8 de octubre de 1975, Quintana Roo obtuvo el estatus de Estado Libre y Soberano. En la década de los noventa, Quintana Roo habrá de presentar un crecimiento económico de gran dinamismo, especialmente en la zona noreste, asociado con un fenómeno impactante de migración poblacional y con procesos acelerados, aunque altamente planificados, de urbanización. En la zona sur, habrán de desarrollarse ambiciosos proyectos agroindustriales y se iniciarán desarrollos turísticos en las costas sureñas que, en su momento, tendrán una infraestructura similar a la del Cancún actual. Ante el panorama que se avecina, se habrán de enfrentar grandes desafíos. Uno será el de aprovechar este enclave para reforzar el liderazgo de México en Centroamérica y el Caribe, dentro de un nuevo marco geopolítico regional. Otro será el de apuntalar el desarrollo de la entidad y aprovechar su crecimiento económico para elevar la calidad de vida de más de un millón de habitantes que tendrá el Caribe Mexicano, al inicio del tercer milenio. Un tercer desafío habrá de consistir en reafirmar la soberanía y los valores culturales nacionales en un estado que habrá de ser plataforma del país en los procesos de ”globalización” o universalización de la economía y la cultura, fenómeno que se acentuará en los años venideros. Otro más será el de perfeccionar la aplicación de políticas que impulsen el uso racional de los recursos naturales, de manera que se garantice tanto el equilibrio y la conservación ecológica, como el crecimiento socioeconómico.

 

 

GEOGRAFIA

 

 El Estado se localiza en la porción oriental de la Península de Yucatán, colinda con los estados de Yucatán y Campeche, tiene frontera binacional con los países de Guatemala y Belice. Las coordenadas geográficas del Estado son: al norte 21 °37’ de latitud norte, al sur sobre el paralelo 17°49’ de latitud norte, al este en el meridiano 86°44’ de longitud oeste y al oeste 89°24’52’’ de longitud oeste. La superficie total de Estado es de 50,844 Km2., ocupando el 2.55% del territorio nacional, que corresponde al decimonoveno lugar entre los Estados de la República Mexicana.

.Quintana Roo se ha dividido en tres regiones, en base a sus características geográficas, integración territorial, actividades productivas, culturales y sociales:

ZONA NORTE.- Integrada por los municipios de Isla Mujeres, Benito Juárez, Cozumel y la costa de Solidaridad.

ZONA MAYA.- Constituida por los municipios de Felipe Carrillo Puerto, José Ma. Morelos, Lázaro Cárdenas y Solidaridad.

ZONA SUR.- Solo la integra el municipio de Othón P. Blanco.

MEDIO FISICO

Existe una variación mínima en la temperatura del Estado durante todo el año, predominando los climas cálidos, la temperatura promedio oscila entre 25.5° y 26.5ºC, con una temperatura máxima entre 36° y 38ºC y mínima entre 12° y 14ºC. La precipitación pluvial anual varía de 1100 a 1500 mm; el verano y el invierno son los periodos en los que la diversidad climática es más evidente, debido a que se presentan escasas, medianas y abundantes lluvias. La precipitación media anual es de 1,200 mm.

Orografía Relieve prácticamente plano, con algunas colinas de tamaño pequeño y numerosas hondonadas; la altura promedio es de 10 metros sobre el nivel del mar (msnm). Las principales elevaciones son los cerros: Charro (230 msnm), Gavilán (210 msnm), Nuevo Becar (180 msnm) y El Pavo (120 msnm).

Hidrografía

El escaso relieve y la alta permeabilidad de las rocas calcáreas que forman la península impiden la existencia de corrientes de agua superficiales. El Río Hondo es el único río de la entidad, el cual forma la frontera natural con Belice.

Existen cenotes ubicados en la línea costera, entre los que destaca el Cenote Azul, y otros alejados de la costa; así como 33 lagunas de las cuales la más importante es Bacalar.

Flora

La flora de Quintana Roo se compone de aproximadamente 1500 especies de plantas vasculares, de las cuales se conocen actualmente 1350, entre las que destacan: el achiote, algodón, anacahuite, chaya, carrizo, coco, cocoite, maíz, mangle blanco, orquídeas, palo de tinte, pastos marinos, uña de gato, margarita de mar, entre muchas otras.

Fauna

La fauna quintanarroense agrupa a los animales típicos de clima cálido-húmedo y vegetacion exuberante. Entre las especies más significativas figuran: · Los mamíferos.- Mono araña, saraguato, puma, tejón, ocelote, tigrillo, oso hormiguero, murciélago, entre otros. · Las aves.- Pelícanos, garzas, pericos, palomas, tucán, gaviotas y zopilotes. · Los reptiles.- Iguanas, lagartijas y víboras · Los peces.- Mero, cazón y sierra. La fauna que se encuentra en extinción debido a la caza irracional es: el lagarto, venado, manatí y varias especies de tortugas.

RESERVAS ECOLOGICAS

Aproximadamente el 25% de la superficie total de Quintana Roo encuentra bajo algún esquema de protección ecológica, con el propósito de conservar los recursos naturales y la impresionante diversidad biológica del Estado. Las reservas ecológicas protegidas son : Area de protección de flora y fauna de Uaymil , Reserva de la Biosfera de Sian Ka’An, Reserva de la Biosfera de Banco Chinchorro, Reserva especial de la biosfera de Isla Contoy, Parque Nacional de Tulum, Parque marino nacional Arrecifes de Cozumel, Parque marino nacional costa occidental de Isla Mujeres, Punta Cancún y Nizuc; Unidad de evaluación y monitoreo de la biodiversidad San Felipe Bacalar, Parque urbano de Kabah, Parque natural laguna de Chankanaab, área de protección de flora y fauna silvestre y acuática de Laguna Colombia, zona sujeta a conservación ecológica el Santuario de manatí en la Bahía de Chetumal,Reserva privada El Edén y Reserva de U Yumil C’Eh (El paraje del señor de los venados).

INFRAESTRUCTURA Y ECONOMIA

COMUNICACIONES

Red Carretera: Existen 5,069.8 Km, de los cuales 1,041 km. corresponden a la red troncal constituida por 4 carreteras y una autopista que comunica a Cancún con Mérida, capital del Estado de Yucatán.

Red Marítima: Los recintos portuarios de Isla Mujeres, Puerto Juárez, Punta Sam, Cozumel, Playa del Carmen, Chetumal y Puerto Morelos ocupan el primer lugar en arribo de cruceros, al llegar al país, aproximadamente 1.38 millones de pasajeros y 6 millones de toneladas de carga.

Red Aérea: Existen tres aeropuertos internacionales: Cancún, Cozumel y Chetumal. Cancún, además, cuenta con 2 hidropuertos y 3 helipuertos. En todas las cabeceras municipales, excepto el municipio de José Ma. Morelos, existe un aeródromo para la recepción de aviones de corto alcance.

ACTIVIDADES ECONOMICAS

Agricultura: Los cultivos de mayor importancia en la zona son: caña de azúcar, chile jalapeño, cítricos, sandía, arroz, papaya, cebolla, mango, plátano, tomate, y calabaza.

Recursos Forestales: Extracción de maderas tropicales, preciosas y duras. Explotación del chicle y la producción de carbón vegetal natural.

Apicultura: La producción de miel es considerada una labor secundaria.

Ganadería: Está conformada por la explotación de ganado bovino, ovino, caprino, porcino, destacando la producción bovina por número de cabezas y volumen de producción.

TRAJE DE LA CHETUMALEÑA El traje representativo del Estado de Quintana Roo, fue diseñado por el gobernador Rafael E. Melgar en el año de 1936, mismo que se inspiro en el atuendo que lucian las princesas mayas en las ceremonias más significativas, situación que lo hace destacar, ya que es un genuino reflejo de sus antepasados y de su cultura. Esta formado por dos piezas, el vestido en su parte inferior, esta adornado de color rosa simbolizando el punto cardial del sur y el interior de la tierra, la capa se encuentra abierta a los costados hasta la altura del busto; en la parte inferior observamos un mascaron, copia de los que se localizan en la zona arqueologica de Kohunlich, la parte posterior remarca al Dios descendente de Tulum; al pie de las efigies se encuentran la flora y la riqueza forestal; en los bordes lleva color verde, que es el color sagrado de los mayas. El traje es de lino color marfil y los motivos pueden ser pintados o bordados.

TRAJE MESTIZO La mujer viste blusa blanca cuyas, mangas estan decoradas con cintas de color de la falda, el cuello es cuadrado con cinco caracoles bordados, a la altura de la cintura lleva un encaje blanco a manera de mandil. Una falda bastante amplia, adornada con los motivos que fueron tomados del escudo quintanarroense. El caracol simboliza la riqueza maritima, el arbol representa la riqueza forestal del Estado y la estrella simboliza el fuero de la mañana o el paso de venus que observaban los mayas, la falda a su vez lleva un vistoso olan bastante ancho. Por tocado lleva una peineta adornada con flores, completa su atavio con el moño característico del sureste, unas zapatillas, arracadas y bistosos collares.