PIERDE MASA Y PESO SEGÚN LA ROYAL SOCIETY DE LONDRES

DE FORMA FRAUDULENTA COMO SIEMPRE

Estos días puede verse en los distintos medios de comunicación, la noticia científica sobre que el patrón del kilogramo, una pieza de platino e iridio, fabricada en Londres en 1879 y guardada en la Oficina Internacional de Pesos y Medidas de París desde 1898, ha perdido masa y peso en el último siglo.

EL KILOGRAMO PATRON

Vamos, que le falta al patrón, ese que creían casi eterno e invariable, el peso de un grano de arena de 0,4 milímetros, según nos dicen estos señores de la Royal Society de Londres de la Academia Nacional de Ciencia del Reino Unido, que a lo que se ve, se han convertido en la ciencia física oficialista del mundo, seguramente por haber ganado la II Guerra Mundial con sus correligionarios anglosajones de EEUU y las bombas atómicas, y poder imponerse así, con la fuerza y no con el conocimiento, a todos los demás.

Hace poco, también quitaron por el mismo principio, un segundo a las horas del año acortando la duración de éste.

Y esto se viene repitiendo desde hace siglos constante y continuamente, y no en segundos, sino a veces en días, semanas o incluso meses, como ocurría en la edad media, hace tan solo escasos 4 siglos.

Y qué curioso, estas noticias siempre confirman (nunca desmienten), que la nueva FISICA TEORICA UNIFICADA basada en nuestra teoría Unificada Física de Cuerdas CFD, testada ya con pleno éxito durante 14 años y sus predicciones, son correctas, como puede verse en nuestros libros, donde ya se explica que es la gravitación, que es el tiempo, y cómo evolucionan.

Y hace años que venimos diciendo, que la gravedad de la Tierra y por tanto el peso, está continuamente disminuyendo bajo modelización matemática, y este granito de menos en el patrón del kilogramo, confirma una vez más nuestras teorías.

Y curiosamente, seguirá así bajando constante y continuamente de forma inexorable, porque no es un hecho puntual, sino un fenómeno evolutivo del planeta Tierra.

A pesar de que, podrán darnos miles de explicaciones para justificar este cambio, todas seguramente falsas como siempre, viniendo como viene, de esa ciencia física oficialista domesticada y corrupta anglosajona, vencedora de la última guerra mundial, e impuesta al mundo por la fuerza, y no por el conocimiento.

Dicen que ha disminuido también la masa de la pieza-patrón del palatino iridio

¿Pero cómo lo saben?

Está claro que, no pueden contar cada uno de los átomos y cada una de la moléculas del cuerpo, entonces solo pueden saberlo lógicamente, por la ecuación matemática de la LGU de su compatriota, el casi clérigo judeocristiano anglicano y hombre de paja de esa su ciencia física oficialista, el tal Newton, que dice que, el peso es igual a la masa de un cuerpo por la gravedad (P = mg)

Y claro, aquí está el error de siglos, que mantienen como dogma científico impresentable ya, y creencia indemostrable, absurda e infantil, estos supuestos científicos anglosajones de la Royal Society de Londres, engañando al mundo descaradamente.

Ya que piensan que, la gravedad es invariable y constante, siguiendo las ecuaciones inventadas de esa misma LGU de su congénere religioso judeocristiano anglosajón Newton (F = P = kMm/R2), y que ahora sabemos que son un completo error y además imposibles.

Por lo que resulta, que al ser constante la gravedad g, deben de disminuir engañosamente, tanto el peso como la masa en proporción y a la vez, y eso es lo que dicen y hacen público al mundo, sin encomendarse a nadie, ni valorar otras posibles soluciones o causas, de porque el peso disminuye de esa pieza patrón.

Por tanto, para esa ciencia física oficialista, ciega y trasnochada, escudada en sus prebendas de vencedores y arropada por sus religiones e iglesias de creencias absurdas, infantiles y fraudulentas, no existen otras opciones, ni causas, ni posibilidades.

Es de pensamiento único y de estructura jerarquizada (el que más poder tiene, es el que gana y no el que tiene la verdad o el conocimiento, como ocurre en la guerras o en las iglesias judías y judeocristianas).

Lo lógico sería aceptar que, es la masa la que permanece invariable y es la gravedad la que cambia y disminuye, como de hecho ocurre, y comprobarlo científicamente con los medios que hoy ya se tienen a disposición para hacerlo.

Pero no, es mejor seguir mintiendo al mundo, diciendo que la gravedad no cambia, porque ya lo dijo absurda y supuestamente el tal Newton hace 4 siglos, cuando el conocimiento era incipiente, de parvulillos, bajísimo y erróneo, como demuestran ahora los fenómenos gravitacionales de la EEI, y no tener así que, reconocer que están equivocados, y tirar a la basura unas teorías de la física, que tanto dividendos les ha dado y proporcionado a estos anglosajones, en propaganda y turismo.

Y para que no se repita, ni se ponga en entredicho sus teorías erróneas y su autoría de vencedores otra vez, ya están preparando meter por medio una definición indemostrable y más absurda todavía, como esa de la constante de Planck (1), que según el tal Planck debía de ser cero patatero y que sus colegas dijeron que debía de ser 1,054 x 10-34, de forma absurda y sin rigor, y ahí se quedó como otra peldaño de barro más, de esa ciencia domesticada y corrupta, que no sirve absolutamente para nada.

PERO CUIDADO, porque no solo el peso, sino también el tiempo está disminuyendo.

Y no la base de tiempo cuántica, que de momento sus alteraciones no son observables y puede considerarse constante, sino la duración del día, del mes y del año, y por tanto, la duración de la hora, del minuto y del segundo.

¿Por qué?

Sencillamente, porque al contrario que la gravedad de la Tierra, la gravedad del Sol está aumentando de forma inexorable, con su mayor emisión de energía térmica y gravitacional.

Y en consecuencia, la Tierra y los demás planetas, están cayendo poco a poco hacia el Sol, aumentando todas sus energías cinéticas y movimientos.

Y es por eso que, en tiempo de los egipcios y romanos, los días y las noches eran más largas, así como los meses y los años, en una proporción muy importante.

Quizás esa sea una de las causas más importantes, de que los hombres ahora vivamos más años, sencillamente, porque son mucho más cortos que hace unos milenios.

NOTAS

(1) La constante de Planck según la ciencia física oficialista: , simbolizada con la letra h, es una constante física usada para describir el nivel de energía de los cuantos en fórmulas como la ecuación de Schrödinger. Desempeña un papel central en la teoría de la mecánica cuántica y recibe su nombre de su descubridor, Max Planck, uno de los padres de dicha teoría. La constante de Planck también es utilizada al medir la energía de los fotones, tal como en la ecuación E = hν, donde E es la energía, h es la constante de Planck, y ν es la frecuencia de la onda lumínica. La constante de Planck se utiliza para describir la cuantización, un fenómeno que ocurre en las partículas elementales subatómicas como electrones y fotones en los cuales ciertas propiedades físicas ocurren en cantidades fijas, en lugar de tomar un rango continuo de posibles valores.

La constante de Planck tiene dimensiones de energía multiplicada por tiempo, que también son las dimensiones de la acción. En las unidades del SI la constante de Planck se expresa en julios-segundo. Sus dimensiones también pueden ser escritas como momento por distancia (N•m•s), que también son las dimensiones del momento angular. Frecuentemente la unidad elegida es el eV•s, por las pequeñas energías que frecuentemente se encuentran en la física cuántica.