En la actualidad existe un alto índice en el registro de divorcios, sin embargo también hay una cantidad de parejas que no están casadas legalmente y con el tiempo se separan, sin embargo a pesar de no tener este vínculo legal pasan por fuertes cambios familiares que afectan a cada integrante en diversos aspectos.

Si la pareja que se separa tiene hijos es aún más propensa a estos cambios ya que los afectados generalmente son ellos, sobre todo si esta separación no se da de una manera responsable y sana, afectando emocional,  económica y a veces físicamente a los hijos causándoles un daño que puede tener consecuencias irreparables que se reflejan al momento a con el paso de los años afectando su futuro.

Screenshot_14

Los cambios en la familia llegan afectar a un niño en el proceso que  tendrá que adaptarse a un nuevo ambiente, donde uno de los padres no se encontrara tan cerca, sin embargo es importante que les hagan notar que siguen siendo padres y eso no cambiara, aunque sabemos que existen casos de personas que se llegan a deslindar por completo de sus responsabilidades como padres haciendo que estos cambios sean más drásticos y dolorosos.

En estos casos en que alguno de los padres no quiera cumplir con su responsabilidad con sus hijos es importante informarse con personas altamente especializadas, que puedan darte orientación respecto a lo que se necesita cubrir para los hijos, como custodia, pensión alimenticia, visitas etc.

Screenshot_15

Aquí lo más importante y en lo que te debes de enfocar es en que los niños  tendrán que afrontar una situación que le puede provocar miedo sobre lo que vendrá y también estrés, llegando a pasar por problemas sociales y psicológicos que tendrá un largo proceso que será superado mejorando su seguridad y lograra entender que puede afrontar situaciones nuevas.