Una creencias irracional es aquella en la que creemos in darnos cuenta y nos exigimos a nosotros mismos y a los demás que la cumplan al pie de la letra, lo que nos ocasiona que tengamos problemas y nos sintamos infelices.

Existen once ideas principales:

Un adulto debe ser amado por casi todo el mundo. Exigimos a los demás que nos amen y nos cuesta trabajo aceptar que hay gente a la que no le somos agradables.

Para que una persona sienta que vale, debe ser capaz de hacer todo bien en todo lo que haya a su alrededor.

La gente mala, metiche, intrigosa, debe de  ser inculpada y castigada con dureza.

Cuando las cosas no marchan como uno quisiera, la situación es incontrolable “ya no vale la pena continuar, porque van a salir mal las cosas”

La gente no tiene poco a ningún control sobre las cosas malas que le pasan a su alrededor.

La mejor manera de manejar una situación peligrosa o atemorizante, es preocuparse por ello y obsesionarse (pensar todo el tiempo sobre lo mismo).

Es más fácil evitar ciertas dificultades o problemas que enfrentarlas.

Es necesario depender de los demás y confiar en alguien más fuerte que uno mismo.

Todo lo que soy ahora es resultado de todo lo que he vivido. Por ejemplo: soy alcohólico, porque de niño me regañaban mucho y me pegaban. Soy enojón, porque desde niño me hacían enojar.

Si alguien me cuenta sus problemas,  tengo que resolverlos y preocuparme por ello.

Todo problema tiene una solución perfecta, por lo que debo encontrarla. Hay que aprender que hay problemas que no tienen una solución actual.

EJEMPLO DE ABC

Mi esposa me pide dinero, entonces me enojo y le digo que es una persona irresponsable porque ayer le di su gasto y si no tiene dinero a su problema y no el mío, por lo que discutimos.

Ahora analicemos este ejemplo:

  1. Experiencia activante:

“Mi esposa me pide dinero”

  1. Creencia irracional

Mi creencia irracional puede ser “Se aprovecha de mí” “No me ama, solo me acepta por interés” “A mí familia no le intereso, solo quiere que les dé dinero”.

  1. Me enojo y discuto.

Si leemos este ejemplo, nos daremos cuenta que el que nos pida dinero, no es lo que nos enoja, sino todo lo que nosotros podemos pensar, por lo que hemos aprendido. Quizás desde pequeños escuchábamos a nuestra decir, “no quiero a tu papá, solo quiero que me mantenga y me dé dinero”, así, que cuando crecemos, pensamos que la gente no nos puede amar, y solo nos usa”.

Para encontrar la creencia irracional, es necesario que piense que es lo que realmente me enoja, me entristece o me hace sentir mal.

“El ARTE DE AMAR”

El libro comienza explicando que aquellos que esperen del libro un listado tipo recetario de cocina para aprender a amar, serán decepcionados por su contenido. La mayoría de la gente espera que “El arte de amar” trate específicamente sobre amor de pareja ya que este tipo de amor por sus características es el más conflictivo de todos. Aclaremos simplemente que a la pareja (como a los amigos) se escoge, y la familia que nos toque, nunca dejará de ser nuestra familia. Un hermano, por ejemplo, nos llevemos o no con él, siempre seguirá siendo nuestro hermano. Una esposa en cambio se puede separar y divorciar de su marido, y pasan de ser esposos a conocidos.

Sin embargo, Erick Fromm separa a las formas de amor en la siguiente: fraternal, erótica, a Dios y a uno mismo. Es interesante la manera en que separa las formas de amor del padre y de la madre y como las compara con el amor a Dios. Así mismo, hace una muy fuerte crítica a la religión católica actual ya que reitera que según la mayoría de las religiones orientales basan la religión en el acto y no en el pensamiento. Es decir, para creer en Dios hay que creer en sus principios y actuar conforme a ellos.

En lo personal lo que más me gustó fue la forma en que define el amor de pareja o erótico, el significado que le da a la acción de amar a alguien y como maneja el concepto de dar.

Contrario al pensamiento común sobre el amor, Fromm habla de que no es nuestra pareja el problema en nuestras relaciones sino nosotros mismos. Habla de que no sabemos amar y es por eso que creemos que ninguna persona es la correcta para nosotros, cuando en realidad somos nosotros quienes no sabemos amar y entregarnos a la otra persona.

En gran parte amar está definido por: ¿qué? Y ¿cómo? Le damos a la otra persona. Establece que el dar no necesita que sacrifiquemos nuestras vidas sino que demos de todo lo que está vivo en nosotros. Así mismo, da cuatro factores para poder amar a una persona: responsabilidad, respeto, cuidado y conocimiento.

Principalmente este libro establece que para aprender el arte de amar hay que conocernos primero a nosotros mismos para identificar nuestros propios problemas. Finalmente, después de esos la única manera en la que aprenderemos a amar será por medio de experiencias propias a lo largo de nuestras vidas.